Nuevas recetas

Un restaurante de Washington D.C. está demandando al hotel Trump por una "ventaja injusta"

Un restaurante de Washington D.C. está demandando al hotel Trump por una


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los dueños de Cork Wine Bar exigen que los restaurantes del Trump Hotel cierren mientras dure la presidencia

Los turistas han acudido en masa a los hoteles y restaurantes de Trump desde el día de las elecciones.

En los días previos y posteriores al día de las elecciones, Donald Trump ha enfrentó múltiples demandas. La última pelea legal proviene de Bar de vinos de corcho, que está demandando al Trump Hotel en Washington, D.C., por competencia desleal. Los propietarios del Cork Wine Bar, Khalid Pitts y Diane Gross, se quejan en una demanda presentada en el Tribunal Superior de DC que el hotel Trump no solo tiene ahora una ventaja injusta para atraer turistas, sino que se ha convertido en un punto de encuentro para los huéspedes de la Casa Blanca. , asesores y políticos, según The Washington Post.

Cork Wine Bar, que se encuentra a 12 minutos en automóvil del hotel recién inaugurado, no busca compensación financiera. Más bien, la demanda exige que el tribunal ordene el cierre del hotel y los restaurantes durante el resto de la presidencia de Trump.

"Los efectos de esa ventaja injusta se magnifican enormemente por las actividades de marketing de los funcionarios y empleados del hotel y las actividades similares del acusado Trump, su familia y el personal y / o asesores de la Casa Blanca", se lee en la demanda.

Aunque el presidente ha tomado algunas medidas para distanciarse de sus negocios (los hijos Donald Trump Jr. y Eric Trump están ahora a cargo del hotel en cuestión, por ejemplo), alienta a sus asesores y electores a cenar en BLT Prime, el asador de el hotel.

"Tenemos eventos que hacemos aquí para funcionarios electos, organizaciones sin fines de lucro, dignatarios extranjeros, el Banco Mundial, bufetes de abogados", dijo Diane Gross a The Washington Post. "Ahora se está cortejando a esas personas para que vengan y quieran ir allí porque consideran ventajoso para ellos ganarse el favor del presidente".

Esta no es la única demanda presentada a nombre del hotel de Trump en D.C. El año pasado, tanto Geoffrey Zakarian como José Andrés fueron demandados (y ambos contradetados) después de salir de sus respectivos contratos de restaurante con el hotel.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon, del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia, escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

Leon también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump violó la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio recibir obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

León también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump ha violado la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio recibir obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

Leon también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump ha violado la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio aceptar obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

León también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump violó la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio aceptar obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

Leon también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump violó la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio aceptar obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

Leon también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump violó la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio aceptar obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

Leon también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump violó la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio aceptar obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el año pasado el abogado del restaurante, Scott Rome. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon, del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia, escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

León también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump ha violado la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio recibir obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon, del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia, escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

León también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump ha violado la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio recibir obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.


Juez desestima demanda contra Trump y hotel de DC presentada por dueños de restaurantes

Un juez federal desestimó una demanda contra el presidente Trump Donald Trump Mo Brooks se desempeñó en la demanda de Swalwell La revisión de las elecciones del Congreso demócrata encuentra que el partido carecía del mensaje de recuperación económica y de la pandemia en 2020 Los tribunales se ahogan en el atraso plantean un desafío migratorio persistente MÁS y su Trump International Hotel que afirmó que el hotel obtiene una ventaja comercial injusta de su afiliación con el presidente .

La demanda fue presentada el año pasado por Cork Wine Bar. Los propietarios argumentaron que era más probable que los líderes extranjeros, los cabilderos y los funcionarios gubernamentales reservaran en el Trump International Hotel en Washington, D.C., debido a la influencia de Trump.

"Si tienen una fiesta que reservar, la reservarán allí primero, ya sea para ganar influencia con el presidente, para ganar influencia con la administración", dijo el abogado del restaurante Scott Rome el año pasado. "Y él aparece allí los fines de semana, por lo que tienes tiempo personal al ir allí".

El juez Richard Leon del Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia escribió en un fallo el lunes que Cork Wine Bar "no presentó un reclamo por competencia desleal".

Leon dijo que no puede impedir que las figuras públicas, incluido Trump, "tomen acciones en las empresas que promueven".

Leon también escribió que "hay cuestiones constitucionales de gran peso e importancia que acechan en este caso", pero agregó que Cork Wine Bar no había presentado una denuncia de competencia desleal.

"Las mociones pendientes pueden resolverse sin abrir la caja de Pandora de temas novedosos. Por lo tanto. He concluido sobre el fondo que Cork no ha presentado un reclamo de competencia desleal bajo la ley de DC", escribió Leon.

Diane Gross y Khalid Pitts, los dueños del Cork Wine Bar, escribieron en un artículo de opinión para The Hill el año pasado que estaban demandando a Trump porque el hotel y sus restaurantes "no estaban jugando de manera justa".

"El nombre del presidente, la propiedad y la presencia reconocidas le dan al Trump International Hotel una gran ventaja para ganar la competencia de atraer comensales y turistas, y organizar eventos lucrativos donde mucha gente se reúne para beber y cenar o incluso cenas políticas más íntimas". ellos escribieron.

También argumentaron que el hotel violó su contrato de arrendamiento, lo que impide que cualquier funcionario electo tenga una participación en la propiedad "del hotel donde recibe los beneficios mientras está en el cargo electivo".

La demanda presentada por el Cork Wine Bar es independiente de la que alega que Trump violó la Cláusula de Emolumentos de la Constitución al aceptar pagos de gobiernos extranjeros a través de su hotel en D.C.

La Cláusula de Emolumentos prohíbe a un presidente en ejercicio recibir obsequios o pagos de gobiernos nacionales o extranjeros.



Comentarios:

  1. Salabar

    Estoy de acuerdo, este brillante pensamiento cae por cierto

  2. Thawain

    Creo que no tienes razón. Te invito a discutir. Escribe en PM, hablaremos.



Escribe un mensaje