Nuevas recetas

La comida y el Palio en Siena, Italia

La comida y el Palio en Siena, Italia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Palio es un gran negocio en Siena. Todo se reduce a una carrera de caballos entre los contradecir

(barrios), que se lleva a cabo dos veces al año desde 1701. Pero la pasión palpable y la dedicación inquebrantable a la pompa y circunstancia que conlleva cada carrera significa que para los italianos (y amantes de todo lo italiano), es mucho más . (Foto cortesía de Flickr / kiki99)

Sería imposible exagerar la importancia de la región aquí: nadie puede apoyar más de una contrada y los caballos nacen en su vecindario, sin opción de ser trasladados. Cada vecindario anuncia a su jinete elegido tarde la noche anterior a cada carrera, lo que aumenta la especulación y la anticipación del día.

Una vez que haya elegido un vecindario para apoyar (elegí en función de los colores más bonitos del equipo, pero imagino que otros son más estratégicos), elija si seguir la procesión hasta la Piazza del Campo (la plaza más grande de Siena y la pista de carreras improvisada) o personas mire y pique los alimentos de la calle mientras

esperando en la plaza. Una vez el muy La procesión grandiosa y antigua ha llegado a su fin y los caballos se han alineado tranquilamente uno al lado del otro, ¡el arma se dispara y comienza la carrera! Y luego, en un abrir y cerrar de ojos ... termina. Al cabo de unos dos minutos, uno contrada es el receptor resplandeciente de gloria, orgullo y derechos de fanfarronear incomparables hasta el próximo año. (Foto cortesía de Flickr / kloppster)

Pero quizás la tradición más divertida del Palio, en mi opinión, es la comida. Casi inmediatamente después de la carrera, la mayoría de los restaurantes de la Piazza del Campo colocan mesas y sillas en la pista de carreras. Divulgación completa: los restaurantes situados sobre Vale la pena pasar por la Piazza del Campo en busca de más gemas de Siena fuera del radar en circunstancias normales. Pero sumergirse en una jugosa y deliciosa Bistecca alla Fiorentina junto a una pista recién corrida y con la vista de cantar, tocar la batería y regodearse es una experiencia para todos los sentidos.

Habiendo dicho eso, le recomendamos que omita Al Mangia e Il Bandierino, a favor de Ristorante Guidoriccio justo al lado o Spadaforte justo en la pista para su comida después de la carrera.

Que la comida y el Palio vayan de la mano no es nada nuevo: cuando se anuncia el jinete en vísperas de la carrera, es en una enorme cena que se celebra para todo el mundo. contrada. Pero ahora, uno de los Palio

Los jinetes más queridos y con más historia, Andrea Degortes (también conocido como Aceto) abrió recientemente un nuevo restaurante llamado Millevini.

Dedicado a servir alimentos elaborados con todos los ingredientes de origen local, Millevini se encuentra dentro de la Enoteca Italiana en Siena. Aprovechando la bodega de la enoteca (con más de 1600 vinos diferentes, ¿quién no?), Millevini exhibe las carnes, quesos y pescados nativos de esa región de la Toscana. Puede estar en Siena, pero se considera tierra segura: cualquier jockey de cualquier vecindario puede cenar allí. (Foto cortesía de Millevini)


Cosima Spender habla de la emoción del Palio de Siena

Siena es una increíble joya de ciudad y todavía tiene un espíritu medieval. Nací en el campo cercano y lo considero un hogar.

No es una ciudad que haya absorbido muchas influencias externas. Es un lugar muy toscano, con murallas fortificadas y grandes puertas de la ciudad, le porte. En una parte de las murallas de la ciudad, todavía se puede ver lo que una vez fue una chimenea y una pequeña ventana y se puede imaginar al hombre que solía sentarse allí y cobrar el impuesto (dazio) de la gente del campo por entrar en la ciudad.

Cineasta de documentales Cosima Spender

El primer banco del mundo, el Monte dei Paschi, se estableció en Siena en 1472. y el cheque también se inventó allí. De hecho, la carrera de caballos del Palio ayuda en cierto modo a conmemorar aquellos días de gloria, cuando la ciudad y los sieneses dominaban.

los Palio es solo una carrera de caballos de 90 segundos, pero la conspiración y las intrigas duran todo el año. Hay dos carreras, una en julio y otra en agosto, y 10 de los 17 distritos (contradecir) se les asigna un caballo en un sorteo que se realiza frente a toda la ciudad en la plaza principal, Piazza del Campo. Durante todo el año, los distritos están constantemente haciendo tratos entre ellos, diciendo cosas como: “Si conseguimos un caballo realmente bueno pero tú obtienes uno malo, te pagaremos para que 'cuides' a nuestro rival al comienzo de la raza." Es tan político - están ocurriendo todas estas intrigas y juegos, con los distritos recaudando fondos y haciendo campaña por dinero durante todo el año para impulsar estos esquemas. Y al final, ¡todo lo que ganan es una pancarta!

Siena se prepara para el Palio Guardian

El éxito de un distrito o un jockey en el Palio requiere ser inteligente. Es una celebración de la astucia y un intento desesperado de los humanos por controlar el destino y la vida. Es como cuando juegas al póquer y haces un farol, no es una trampa, simplemente estás siendo un buen jugador de póquer.

Durante cuatro días en julio y agosto cuando tiene lugar el Palio Siena se convierte en un estado en sí mismo, los sieneses no miran más allá de sus propios muros. Y admiten que están locos. Tengo amigos que me dicen que alrededor de la época del Palio se saltan las primeras páginas de los periódicos solo para llegar a las noticias del Palio.

El Palio se pone en marcha. Fotografía: Alamy

Los jinetes solían ser tipos decadentes de playboy pero ahora son profesionales y se entrenan todo el tiempo. También deben ser lo suficientemente inteligentes para hacer tratos y lo suficientemente inteligentes para sortear la difícil pista de Piazza del Campo.

Es gratis pararse en medio de la plaza para el Palio. Tienes que llegar temprano y la vista no es tan buena, pero el ambiente es fantástico y tienes una sensación real de la pasión colectiva. Justo antes de que se anuncie el cartel del Palio, toda la plaza se queda en silencio: 50.000 personas y se oía caer un alfiler.

Santa Catalina de Siena ayunó tanto que tuvo alucinaciones, y finalmente se encontró en un estado de éxtasis con Dios. La encuentro un personaje fascinante. Una caminata que me encanta comienza en la Basílica de San Domenico y sigue los callejones más allá de su casa y luego hacia la parte trasera del Duomo. Pasará una vista impresionante, a su derecha, de San Domenico con campos verdes del campo debajo. Luego sigue hasta el Duomo y el baptisterio (Battistero di San Giovanni), en una ruta que es desordenada, muy arriba y abajo, pero una hermosa manera de experimentar la ciudad.

El Duomo di Siena. Fotografía: Julian Elliott / Robert Harding

Es bastante turístico, pero debes visitar el Palazzo Pubblico (ayuntamiento) para ver la increíble serie de frescos de Lorenzetti. Se les conoce como la alegoría del buen y mal gobierno y estaban destinados a alentar a los gobernadores de la ciudad a comportarse de manera justa. Realmente te muestra cómo era Siena en el siglo XIV.

Si quieres comer algo verdaderamente sienés y delicioso - tiene que ser pici al ragù una pasta grasa, hecha a mano, casi como fideos, servida con salsa de carne. Mis hijos se vuelven locos por eso. A mí también me encanta, pero, ya sabes, debes tener cuidado con la cantidad de pasta que comes.

Un detalle de uno de los frescos de la Alegoría del buen y mal gobierno de Ambrogio Lorenzetti. Fotografía: Alamy

Da Divo en Via Franciosa es un restaurante pequeño e increíble, y tiene una tumba etrusca en la parte de atrás. No es el más conocido de los restaurantes de Siena, pero tiene una comida deliciosa y un gran ambiente.


Cosima Spender habla de la emoción del Palio de Siena

Siena es una increíble joya de ciudad y todavía tiene un espíritu medieval. Nací en el campo cercano y lo considero un hogar.

No es una ciudad que haya absorbido muchas influencias externas. Es un lugar muy toscano, con murallas fortificadas y grandes puertas de la ciudad, le porte. En una parte de las murallas de la ciudad, todavía se puede ver lo que una vez fue una chimenea y una pequeña ventana y se puede imaginar al hombre que solía sentarse allí y cobrar el impuesto (dazio) de la gente del campo por entrar en la ciudad.

Cineasta de documentales Cosima Spender

El primer banco del mundo, el Monte dei Paschi, se estableció en Siena en 1472. y el cheque también se inventó allí. De hecho, la carrera de caballos del Palio ayuda en cierto modo a conmemorar aquellos días de gloria, cuando la ciudad y los sieneses dominaban.

los Palio es solo una carrera de caballos de 90 segundos, pero la conspiración y las intrigas duran todo el año. Hay dos carreras, una en julio y otra en agosto, y 10 de los 17 distritos (contradecir) se les asigna un caballo en un sorteo que se lleva a cabo frente a toda la ciudad en la plaza principal, Piazza del Campo. Durante todo el año, los distritos están constantemente haciendo tratos entre ellos, diciendo cosas como: “Si conseguimos un caballo realmente bueno pero tú obtienes uno malo, te pagaremos para que 'cuides' a nuestro rival al comienzo de la raza." Es tan político - están ocurriendo todas estas intrigas y juegos, con los distritos recaudando fondos y haciendo campaña por dinero durante todo el año para impulsar estos esquemas. Y al final, ¡todo lo que ganan es una pancarta!

Siena se prepara para el Palio Guardian

El éxito de un distrito o un jockey en el Palio requiere ser inteligente. Es una celebración de la astucia y un intento desesperado de los humanos por controlar el destino y la vida. Es como cuando juegas al póquer y haces un farol, no es una trampa, simplemente estás siendo un buen jugador de póquer.

Durante cuatro días en julio y agosto cuando tiene lugar el Palio Siena se convierte en un estado en sí mismo, los sieneses no miran más allá de sus propios muros. Y admiten que están locos. Tengo amigos que me dicen que alrededor de la época del Palio se saltan las primeras páginas de los periódicos solo para llegar a las noticias del Palio.

El Palio se pone en marcha. Fotografía: Alamy

Los jinetes solían ser tipos decadentes de playboy pero ahora son profesionales y se entrenan todo el tiempo. También deben ser lo suficientemente inteligentes para hacer tratos y lo suficientemente inteligentes como para sortear la difícil pista de Piazza del Campo.

Es gratis pararse en medio de la plaza para el Palio. Tienes que llegar temprano y la vista no es tan buena, pero el ambiente es fantástico y tienes una sensación real de la pasión colectiva. Justo antes de que se anuncie el cartel del Palio, toda la plaza se queda en silencio: 50.000 personas y se oía caer un alfiler.

Santa Catalina de Siena ayunó tanto que tuvo alucinaciones, y finalmente se encontró en un estado de éxtasis con Dios. La encuentro un personaje fascinante. Una caminata que me encanta comienza en la Basílica de San Domenico y sigue los callejones más allá de su casa y luego hacia la parte trasera del Duomo. Pasará una vista impresionante, a su derecha, de San Domenico con campos verdes del campo debajo. Luego sigue hasta el Duomo y el baptisterio (Battistero di San Giovanni), en una ruta que es desordenada, muy arriba y abajo, pero una hermosa manera de experimentar la ciudad.

El Duomo di Siena. Fotografía: Julian Elliott / Robert Harding

Es bastante turístico, pero debes visitar el Palazzo Pubblico (ayuntamiento) para ver la increíble serie de frescos de Lorenzetti. Se les conoce como la Alegoría del Buen y el Mal Gobierno y estaban destinados a alentar a los gobernadores de la ciudad a comportarse de manera justa. Realmente te muestra cómo era Siena en el siglo XIV.

Si quieres comer algo verdaderamente sienés y delicioso - tiene que ser pici al ragù una pasta grasa, hecha a mano, casi como fideos, servida con salsa de carne. Mis hijos se vuelven locos por eso. A mí también me encanta, pero, ya sabes, debes tener cuidado con la cantidad de pasta que comes.

Un detalle de uno de los frescos de la Alegoría del buen y mal gobierno de Ambrogio Lorenzetti. Fotografía: Alamy

Da Divo en Via Franciosa es un restaurante pequeño e increíble, y tiene una tumba etrusca en la parte de atrás. No es el más conocido de los restaurantes de Siena, pero tiene una comida deliciosa y un gran ambiente.


Cosima Spender habla de la emoción del Palio de Siena

Siena es una increíble joya de ciudad y todavía tiene un espíritu medieval. Nací en el campo cercano y lo considero un hogar.

No es una ciudad que haya absorbido muchas influencias externas.. Es un lugar muy toscano, con murallas fortificadas y grandes puertas de la ciudad, le porte. En una parte de las murallas de la ciudad, todavía se puede ver lo que una vez fue una chimenea y una pequeña ventana y se puede imaginar al hombre que solía sentarse allí y cobrar el impuesto (dazio) de la gente del campo por entrar en la ciudad.

Cineasta de documentales Cosima Spender

El primer banco del mundo, el Monte dei Paschi, se estableció en Siena en 1472. y el cheque también se inventó allí. De hecho, la carrera de caballos del Palio ayuda en cierto modo a conmemorar aquellos días de gloria, cuando la ciudad y los sieneses dominaban.

los Palio es solo una carrera de caballos de 90 segundos, pero la conspiración y las intrigas duran todo el año. Hay dos carreras, una en julio y otra en agosto, y 10 de los 17 distritos (contradecir) se les asigna un caballo en un sorteo que se lleva a cabo frente a toda la ciudad en la plaza principal, Piazza del Campo. Durante todo el año, los distritos están constantemente haciendo tratos entre ellos, diciendo cosas como: “Si conseguimos un caballo realmente bueno pero tú obtienes uno malo, te pagaremos para que 'cuides' a nuestro rival al comienzo de la raza." Es tan político - están ocurriendo todas estas intrigas y juegos, con los distritos recaudando fondos y haciendo campaña por dinero durante todo el año para impulsar estos esquemas. Y al final, ¡todo lo que ganan es una pancarta!

Siena se prepara para el Palio Guardian

El éxito de un distrito o un jockey en el Palio requiere ser inteligente. Es una celebración de la astucia y un intento desesperado de los humanos por controlar el destino y la vida. Es como cuando juegas al póquer y haces un farol, no es una trampa, simplemente estás siendo un buen jugador de póquer.

Durante cuatro días en julio y agosto cuando tiene lugar el Palio Siena se convierte en un estado en sí mismo, los sieneses no miran más allá de sus propios muros. Y admiten que están locos. Tengo amigos que me dicen que alrededor de la época del Palio se saltan las primeras páginas de los periódicos solo para llegar a las noticias del Palio.

El Palio se pone en marcha. Fotografía: Alamy

Los jinetes solían ser tipos decadentes de playboy pero ahora son profesionales y se entrenan todo el tiempo. También deben ser lo suficientemente inteligentes para hacer tratos y lo suficientemente inteligentes como para sortear la difícil pista de Piazza del Campo.

Es gratis pararse en el medio de la plaza para el Palio. Tienes que llegar temprano y la vista no es tan buena, pero el ambiente es fantástico y tienes una sensación real de la pasión colectiva. Justo antes de que se anuncie el cartel del Palio, toda la plaza se queda en silencio: 50.000 personas y se oía caer un alfiler.

Santa Catalina de Siena ayunó tanto que tuvo alucinaciones, y finalmente se encontró en un estado de éxtasis con Dios. La encuentro un personaje fascinante. Una caminata que me encanta comienza en la Basílica de San Domenico y sigue los callejones más allá de su casa y luego hacia la parte trasera del Duomo. Pasará una vista impresionante, a su derecha, de San Domenico con campos verdes del campo debajo. Luego sigue hasta el Duomo y el baptisterio (Battistero di San Giovanni), en una ruta que es desordenada, muy arriba y abajo, pero una hermosa manera de experimentar la ciudad.

El Duomo di Siena. Fotografía: Julian Elliott / Robert Harding

Es bastante turístico pero debes visitar el Palazzo Pubblico (ayuntamiento) para ver la increíble serie de frescos de Lorenzetti. Se les conoce como la alegoría del buen y mal gobierno y estaban destinados a alentar a los gobernadores de la ciudad a comportarse de manera justa. Realmente te muestra cómo era Siena en el siglo XIV.

Si quieres comer algo verdaderamente sienés y delicioso - tiene que ser pici al ragù una pasta grasa, hecha a mano, casi como fideos, servida con salsa de carne. Mis hijos se vuelven locos por eso. A mí también me encanta, pero, ya sabes, debes tener cuidado con la cantidad de pasta que comes.

Un detalle de uno de los frescos de la Alegoría del buen y mal gobierno de Ambrogio Lorenzetti. Fotografía: Alamy

Da Divo en Via Franciosa es un restaurante pequeño e increíble, y tiene una tumba etrusca en la parte trasera. No es el más conocido de los restaurantes de Siena, pero tiene una comida deliciosa y un gran ambiente.


Cosima Spender habla de la emoción del Palio de Siena

Siena es una increíble joya de ciudad y todavía tiene un espíritu medieval. Nací en el campo cercano y lo considero un hogar.

No es una ciudad que haya absorbido muchas influencias externas. Es un lugar muy toscano, con murallas fortificadas y grandes puertas de la ciudad, le porte. En una parte de las murallas de la ciudad, todavía se puede ver lo que una vez fue una chimenea y una pequeña ventana y se puede imaginar al hombre que solía sentarse allí y cobrar el impuesto (dazio) de la gente del campo por entrar en la ciudad.

Cineasta de documentales Cosima Spender

El primer banco del mundo, el Monte dei Paschi, se estableció en Siena en 1472. y el cheque también se inventó allí. De hecho, la carrera de caballos del Palio ayuda en cierto modo a conmemorar aquellos días de gloria, cuando la ciudad y los sieneses dominaban.

los Palio es solo una carrera de caballos de 90 segundos, pero la conspiración y las intrigas duran todo el año. Hay dos carreras, una en julio y otra en agosto, y 10 de los 17 distritos (contradecir) se les asigna un caballo en un sorteo que se realiza frente a toda la ciudad en la plaza principal, Piazza del Campo. Durante todo el año, los distritos están constantemente haciendo tratos entre ellos, diciendo cosas como: “Si conseguimos un caballo realmente bueno pero tú obtienes uno malo, te pagaremos para que 'cuides' a nuestro rival al comienzo de la raza." Es tan político - están ocurriendo todas estas intrigas y juegos, con los distritos recaudando fondos y haciendo campaña por dinero durante todo el año para impulsar estos esquemas. Y al final, ¡todo lo que ganan es una pancarta!

Siena se prepara para el Palio Guardian

El éxito de un distrito o un jockey en el Palio requiere ser inteligente. Es una celebración de la astucia y un intento desesperado de los humanos por controlar el destino y la vida. Es como cuando juegas al póquer y haces un farol, no es una trampa, simplemente estás siendo un buen jugador de póquer.

Durante cuatro días en julio y agosto cuando tiene lugar el Palio Siena se convierte en un estado en sí mismo, los sieneses no miran más allá de sus propios muros. Y admiten que están locos. Tengo amigos que me dicen que alrededor de la época del Palio se saltan las primeras páginas de los periódicos solo para llegar a las noticias del Palio.

El Palio se pone en marcha. Fotografía: Alamy

Los jinetes solían ser tipos decadentes de playboy pero ahora son profesionales y se entrenan todo el tiempo. También deben ser lo suficientemente inteligentes para hacer tratos y lo suficientemente inteligentes como para sortear la difícil pista de Piazza del Campo.

Es gratis pararse en el medio de la plaza para el Palio. Tienes que llegar temprano y la vista no es tan buena, pero el ambiente es fantástico y tienes una sensación real de la pasión colectiva. Justo antes de que se anuncie el cartel del Palio, toda la plaza se queda en silencio: 50.000 personas y se oía caer un alfiler.

Santa Catalina de Siena ayunó tanto que tuvo alucinaciones, y finalmente se encontró en un estado de éxtasis con Dios. La encuentro un personaje fascinante. Una caminata que me encanta comienza en la Basílica de San Domenico y sigue los callejones más allá de su casa y luego hacia la parte trasera del Duomo. Pasará una vista impresionante, a su derecha, de San Domenico con campos verdes del campo debajo. Luego sigue hasta el Duomo y el baptisterio (Battistero di San Giovanni), en una ruta que es desordenada, muy arriba y abajo, pero una hermosa manera de experimentar la ciudad.

El Duomo di Siena. Fotografía: Julian Elliott / Robert Harding

Es bastante turístico pero debes visitar el Palazzo Pubblico (ayuntamiento) para ver la increíble serie de frescos de Lorenzetti. Se les conoce como la alegoría del buen y mal gobierno y estaban destinados a alentar a los gobernadores de la ciudad a comportarse de manera justa. Realmente te muestra cómo era Siena en el siglo XIV.

Si quieres comer algo verdaderamente sienés y delicioso - tiene que ser pici al ragù una pasta grasa, hecha a mano, casi como fideos, servida con salsa de carne. Mis hijos se vuelven locos por eso. A mí también me encanta, pero, ya sabes, debes tener cuidado con la cantidad de pasta que comes.

Un detalle de uno de los frescos de la Alegoría del buen y mal gobierno de Ambrogio Lorenzetti. Fotografía: Alamy

Da Divo en Via Franciosa es un restaurante pequeño e increíble, y tiene una tumba etrusca en la parte trasera. No es el más conocido de los restaurantes de Siena, pero tiene una comida deliciosa y un gran ambiente.


Cosima Spender habla de la emoción del Palio de Siena

Siena es una increíble joya de ciudad y todavía tiene un espíritu medieval. Nací en el campo cercano y lo considero un hogar.

No es una ciudad que haya absorbido muchas influencias externas. Es un lugar muy toscano, con murallas fortificadas y grandes puertas de la ciudad, le porte. En una parte de las murallas de la ciudad, todavía se puede ver lo que una vez fue una chimenea y una pequeña ventana y se puede imaginar al hombre que solía sentarse allí y cobrar el impuesto (dazio) de la gente del campo por entrar en la ciudad.

Cineasta de documentales Cosima Spender

El primer banco del mundo, el Monte dei Paschi, se estableció en Siena en 1472. y el cheque también se inventó allí. De hecho, la carrera de caballos del Palio ayuda en cierto modo a conmemorar aquellos días de gloria, cuando la ciudad y los sieneses dominaban.

los Palio es solo una carrera de caballos de 90 segundos, pero la conspiración y las intrigas duran todo el año. Hay dos carreras, una en julio y otra en agosto, y 10 de los 17 distritos (contradecir) se les asigna un caballo en un sorteo que se lleva a cabo frente a toda la ciudad en la plaza principal, Piazza del Campo. Durante todo el año, los distritos están constantemente haciendo tratos entre ellos, diciendo cosas como: “Si conseguimos un caballo realmente bueno pero tú obtienes uno malo, te pagaremos para que 'cuides' a nuestro rival al comienzo de la raza." Es tan político - están ocurriendo todas estas intrigas y juegos, con los distritos recaudando fondos y haciendo campaña por dinero durante todo el año para impulsar estos esquemas. Y al final, ¡todo lo que ganan es una pancarta!

Siena se prepara para el Palio Guardian

El éxito de un distrito o un jockey en el Palio requiere ser inteligente. Es una celebración de la astucia y un intento desesperado de los humanos por controlar el destino y la vida. Es como cuando juegas al póquer y haces un farol, no es una trampa, simplemente estás siendo un buen jugador de póquer.

Durante cuatro días en julio y agosto cuando tiene lugar el Palio Siena se convierte en un estado en sí mismo, los sieneses no miran más allá de sus propios muros. Y admiten que están locos. Tengo amigos que me dicen que alrededor de la época del Palio se saltan las primeras páginas de los periódicos solo para llegar a las noticias del Palio.

El Palio se pone en marcha. Fotografía: Alamy

Los jinetes solían ser tipos decadentes de playboy pero ahora son profesionales y se entrenan todo el tiempo. También deben ser lo suficientemente inteligentes para hacer tratos y lo suficientemente inteligentes como para sortear la difícil pista de Piazza del Campo.

Es gratis pararse en el medio de la plaza para el Palio. Tienes que llegar temprano y la vista no es tan buena, pero el ambiente es fantástico y tienes una sensación real de la pasión colectiva. Justo antes de que se anuncie el cartel del Palio, toda la plaza se queda en silencio: 50.000 personas y se oía caer un alfiler.

Santa Catalina de Siena ayunó tanto que tuvo alucinaciones, y finalmente se encontró en un estado de éxtasis con Dios. La encuentro un personaje fascinante. Una caminata que me encanta comienza en la Basílica de San Domenico y sigue los callejones más allá de su casa y luego hacia la parte trasera del Duomo. Pasará una vista impresionante, a su derecha, de San Domenico con campos verdes del campo debajo. Luego sigue hasta el Duomo y el baptisterio (Battistero di San Giovanni), en una ruta que es desordenada, muy arriba y abajo, pero una hermosa manera de experimentar la ciudad.

El Duomo di Siena. Fotografía: Julian Elliott / Robert Harding

Es bastante turístico pero debes visitar el Palazzo Pubblico (ayuntamiento) para ver la increíble serie de frescos de Lorenzetti. Se les conoce como la alegoría del buen y mal gobierno y estaban destinados a alentar a los gobernadores de la ciudad a comportarse de manera justa. Realmente te muestra cómo era Siena en el siglo XIV.

Si quieres comer algo verdaderamente sienés y delicioso - tiene que ser pici al ragù una pasta grasa, hecha a mano, casi como fideos, servida con salsa de carne. Mis hijos se vuelven locos por eso. A mí también me encanta, pero, ya sabes, debes tener cuidado con la cantidad de pasta que comes.

Un detalle de uno de los frescos de la Alegoría del buen y mal gobierno de Ambrogio Lorenzetti. Fotografía: Alamy

Da Divo en Via Franciosa es un restaurante pequeño e increíble, y tiene una tumba etrusca en la parte trasera. No es el más conocido de los restaurantes de Siena, pero tiene una comida deliciosa y un gran ambiente.


Cosima Spender habla de la emoción del Palio de Siena

Siena es una increíble joya de ciudad y todavía tiene un espíritu medieval. Nací en el campo cercano y lo considero un hogar.

No es una ciudad que haya absorbido muchas influencias externas. Es un lugar muy toscano, con murallas fortificadas y grandes puertas de la ciudad, le porte. En una parte de las murallas de la ciudad, todavía se puede ver lo que una vez fue una chimenea y una pequeña ventana y se puede imaginar al hombre que solía sentarse allí y cobrar el impuesto (dazio) de la gente del campo por entrar en la ciudad.

Cineasta de documentales Cosima Spender

El primer banco del mundo, el Monte dei Paschi, se estableció en Siena en 1472. y el cheque también se inventó allí. De hecho, la carrera de caballos del Palio ayuda en cierto modo a conmemorar aquellos días de gloria, cuando la ciudad y los sieneses dominaban.

los Palio es solo una carrera de caballos de 90 segundos, pero la conspiración y las intrigas duran todo el año. Hay dos carreras, una en julio y otra en agosto, y 10 de los 17 distritos (contradecir) se les asigna un caballo en un sorteo que se lleva a cabo frente a toda la ciudad en la plaza principal, Piazza del Campo. Durante todo el año, los distritos están constantemente haciendo tratos entre ellos, diciendo cosas como: “Si conseguimos un caballo realmente bueno pero tú obtienes uno malo, te pagaremos para que 'cuides' a nuestro rival al comienzo de la raza." Es tan político - están ocurriendo todas estas intrigas y juegos, con los distritos recaudando fondos y haciendo campaña por dinero durante todo el año para impulsar estos esquemas. Y al final, ¡todo lo que ganan es una pancarta!

Siena se prepara para el Palio Guardian

El éxito de un distrito o un jockey en el Palio requiere ser inteligente. Es una celebración de la astucia y un intento desesperado de los humanos por controlar el destino y la vida. Es como cuando juegas al póquer y haces un farol, no es una trampa, simplemente estás siendo un buen jugador de póquer.

Durante cuatro días en julio y agosto cuando tiene lugar el Palio Siena se convierte en un estado en sí mismo, los sieneses no miran más allá de sus propios muros. Y admiten que están locos. Tengo amigos que me dicen que alrededor de la época del Palio se saltan las primeras páginas de los periódicos solo para llegar a las noticias del Palio.

El Palio se pone en marcha. Fotografía: Alamy

Los jinetes solían ser tipos decadentes de playboy pero ahora son profesionales y se entrenan todo el tiempo. También deben ser lo suficientemente inteligentes para hacer tratos y lo suficientemente inteligentes como para sortear la difícil pista de Piazza del Campo.

Es gratis pararse en el medio de la plaza para el Palio. Tienes que llegar temprano y la vista no es tan buena, pero el ambiente es fantástico y tienes una sensación real de la pasión colectiva. Justo antes de que se anuncie el cartel del Palio, toda la plaza se queda en silencio: 50.000 personas y se oía caer un alfiler.

Santa Catalina de Siena ayunó tanto que tuvo alucinaciones, y finalmente se encontró en un estado de éxtasis con Dios. La encuentro un personaje fascinante. Una caminata que me encanta comienza en la Basílica de San Domenico y sigue los callejones más allá de su casa y luego hacia la parte trasera del Duomo. Pasará una vista impresionante, a su derecha, de San Domenico con campos verdes del campo debajo. Luego sigue hasta el Duomo y el baptisterio (Battistero di San Giovanni), en una ruta que es desordenada, muy arriba y abajo, pero una hermosa manera de experimentar la ciudad.

El Duomo di Siena. Fotografía: Julian Elliott / Robert Harding

Es bastante turístico, pero debes visitar el Palazzo Pubblico (ayuntamiento) para ver la increíble serie de frescos de Lorenzetti. Se les conoce como la Alegoría del Buen y el Mal Gobierno y estaban destinados a alentar a los gobernadores de la ciudad a comportarse de manera justa. Realmente te muestra cómo era Siena en el siglo XIV.

Si quieres comer algo verdaderamente sienés y delicioso - tiene que ser pici al ragù una pasta grasa, hecha a mano, casi como fideos, servida con salsa de carne. Mis hijos se vuelven locos por eso. A mí también me encanta, pero, ya sabes, debes tener cuidado con la cantidad de pasta que comes.

Un detalle de uno de los frescos de la Alegoría del buen y mal gobierno de Ambrogio Lorenzetti. Fotografía: Alamy

Da Divo en Via Franciosa es un restaurante pequeño e increíble, y tiene una tumba etrusca en la parte trasera. No es el más conocido de los restaurantes de Siena, pero tiene una comida deliciosa y un gran ambiente.


Cosima Spender habla de la emoción del Palio de Siena

Siena es una increíble joya de ciudad y todavía tiene un espíritu medieval. Nací en el campo cercano y lo considero un hogar.

No es una ciudad que haya absorbido muchas influencias externas.. Es un lugar muy toscano, con murallas fortificadas y grandes puertas de la ciudad, le porte. En una parte de las murallas de la ciudad, todavía se puede ver lo que una vez fue una chimenea y una pequeña ventana y se puede imaginar al hombre que solía sentarse allí y cobrar el impuesto (dazio) de la gente del campo por entrar en la ciudad.

Cineasta de documentales Cosima Spender

El primer banco del mundo, el Monte dei Paschi, se estableció en Siena en 1472. y el cheque también se inventó allí. De hecho, la carrera de caballos del Palio ayuda en cierto modo a conmemorar aquellos días de gloria, cuando la ciudad y los sieneses dominaban.

los Palio es solo una carrera de caballos de 90 segundos, pero la conspiración y las intrigas duran todo el año. Hay dos carreras, una en julio y otra en agosto, y 10 de los 17 distritos (contradecir) se les asigna un caballo en un sorteo que se lleva a cabo frente a toda la ciudad en la plaza principal, Piazza del Campo. A lo largo del año, los distritos están constantemente haciendo tratos entre ellos, diciendo cosas como: “Si conseguimos un caballo realmente bueno pero tú obtienes uno malo, te pagaremos para que 'cuides' a nuestro rival al comienzo de la raza." Es tan político - están ocurriendo todas estas intrigas y juegos, con los distritos recaudando fondos y haciendo campaña por dinero durante todo el año para impulsar estos esquemas. Y al final, ¡todo lo que ganan es una pancarta!

Siena se prepara para el Palio Guardian

El éxito de un distrito o un jockey en el Palio requiere ser inteligente. Es una celebración de la astucia y un intento desesperado de los humanos por controlar el destino y la vida. Es como cuando juegas al póquer y haces un farol, no es una trampa, simplemente estás siendo un buen jugador de póquer.

Durante cuatro días en julio y agosto cuando tiene lugar el Palio Siena se convierte en un estado en sí mismo, los sieneses no miran más allá de sus propios muros. Y admiten que están locos. Tengo amigos que me dicen que alrededor de la época del Palio se saltan las primeras páginas de los periódicos solo para llegar a las noticias del Palio.

El Palio se pone en marcha. Fotografía: Alamy

Los jinetes solían ser tipos decadentes de playboy but now they are professional and train all the time. They also have to be bright enough to make deals and wise enough to get around the difficult Piazza del Campo track.

It’s free to stand in the middle of the square for the Palio. You need to get there early and the view isn’t that good, but the atmosphere is fantastic and you get a real sense of the collective passion. Just before the lineup for the Palio is called out, the whole square falls silent: 50,000 people and you could hear a pin drop.

Saint Catherine of Siena fasted so much she had hallucinations, and ultimately found herself in an ecstatic state with God. I find her a fascinating character. One walk I love starts at the Basilica of San Domenico and follows the alleys past her house and then towards the back of the Duomo. You pass a stunning view, on your right, of San Domenico with green fields of the countryside below. Then it’s on up to the Duomo and baptistry (Battistero di San Giovanni), on a route that’s higgledy-piggledy, very up and down, but a beautiful way to experience the city.

The Duomo di Siena. Photograph: Julian Elliott/Robert Harding

It’s rather touristy but you must visit the Palazzo Pubblico (town hall) to see the incredible series of frescoes by Lorenzetti. They’re known as the Allegory of Good and Bad Government and were meant to encourage the governors of the city to behave in a just way. It really shows you what Siena was like in the 14th century.

If you want to eat something truly Sienese – and delicious – it has to be pici al ragù a fat, handmade pasta, almost like noodles, served with meaty sauce. My kids go crazy for it. I love it too, but, you know, you have to watch how much pasta you eat.

A detail from one of Ambrogio Lorenzetti’s Allegory of Good and Bad Government frescoes. Photograph: Alamy

Da Divo on Via Franciosa is an amazing, tiny restaurant – and it has an Etruscan tomb at the back. It is not the most well known of Siena’s restaurants but it has delicious food and a great atmosphere.


Cosima Spender on the thrills of Siena’s Palio

Siena is an incredible jewel of a city and still has a medieval spirit. I was born in the countryside nearby and think of it as home.

It isn’t a city that has soaked up many outside influences. It’s a very Tuscan place, one with fortified walls and big city gates, le porte. In one part of the city walls, you can still see what was once a fireplace and a little window and you can imagine the man who used to sit there and take the tax (dazio) from the country folk for entering the city.

Documentary film-maker Cosima Spender

The world’s first bank, the Monte dei Paschi, was established in Siena in 1472 and the cheque was invented there, too. In fact, the Palio horse race in a way helps commemorate those glory days, when the city and the Sienese people were dominant.

los Palio is only a 90-second horse race but the plotting and scheming last all year. There are two races, one in July and one in August, and 10 of the 17 districts (contrade) are allocated a horse in a draw that takes place in front of the whole city in the main square, Piazza del Campo. Throughout the year, the districts are constantly making deals with each other, saying things like: “If we get a really good horse but you get a bad one, we’ll pay you to ‘take care’ of our rival at the start of the race.” It’s so political – there are all these intrigues and games going on, with the districts fundraising and campaigning for money throughout the year to fuel these schemes. And at the end of it, all they win is a banner!

Siena prepares for the Palio Guardian

Success for a district or a jockey at the Palio requires being clever. It’s a celebration of cunning – and a desperate attempt by humans to control fate and life. It’s like when you play poker and you bluff it’s not cheating, you’re just being a good poker player.

For four days in July and August when the Palio takes place Siena becomes a state within itself the Sienese don’t look beyond their own walls. And they admit they’re crazy. I have friends who tell me that around Palio time they skip the first few pages of newspapers just to get to the Palio news.

The Palio gets under way. Photograph: Alamy

The jockeys used to be decadent playboy types but now they are professional and train all the time. They also have to be bright enough to make deals and wise enough to get around the difficult Piazza del Campo track.

It’s free to stand in the middle of the square for the Palio. You need to get there early and the view isn’t that good, but the atmosphere is fantastic and you get a real sense of the collective passion. Just before the lineup for the Palio is called out, the whole square falls silent: 50,000 people and you could hear a pin drop.

Saint Catherine of Siena fasted so much she had hallucinations, and ultimately found herself in an ecstatic state with God. I find her a fascinating character. One walk I love starts at the Basilica of San Domenico and follows the alleys past her house and then towards the back of the Duomo. You pass a stunning view, on your right, of San Domenico with green fields of the countryside below. Then it’s on up to the Duomo and baptistry (Battistero di San Giovanni), on a route that’s higgledy-piggledy, very up and down, but a beautiful way to experience the city.

The Duomo di Siena. Photograph: Julian Elliott/Robert Harding

It’s rather touristy but you must visit the Palazzo Pubblico (town hall) to see the incredible series of frescoes by Lorenzetti. They’re known as the Allegory of Good and Bad Government and were meant to encourage the governors of the city to behave in a just way. It really shows you what Siena was like in the 14th century.

If you want to eat something truly Sienese – and delicious – it has to be pici al ragù a fat, handmade pasta, almost like noodles, served with meaty sauce. My kids go crazy for it. I love it too, but, you know, you have to watch how much pasta you eat.

A detail from one of Ambrogio Lorenzetti’s Allegory of Good and Bad Government frescoes. Photograph: Alamy

Da Divo on Via Franciosa is an amazing, tiny restaurant – and it has an Etruscan tomb at the back. It is not the most well known of Siena’s restaurants but it has delicious food and a great atmosphere.


Cosima Spender on the thrills of Siena’s Palio

Siena is an incredible jewel of a city and still has a medieval spirit. I was born in the countryside nearby and think of it as home.

It isn’t a city that has soaked up many outside influences. It’s a very Tuscan place, one with fortified walls and big city gates, le porte. In one part of the city walls, you can still see what was once a fireplace and a little window and you can imagine the man who used to sit there and take the tax (dazio) from the country folk for entering the city.

Documentary film-maker Cosima Spender

The world’s first bank, the Monte dei Paschi, was established in Siena in 1472 and the cheque was invented there, too. In fact, the Palio horse race in a way helps commemorate those glory days, when the city and the Sienese people were dominant.

los Palio is only a 90-second horse race but the plotting and scheming last all year. There are two races, one in July and one in August, and 10 of the 17 districts (contrade) are allocated a horse in a draw that takes place in front of the whole city in the main square, Piazza del Campo. Throughout the year, the districts are constantly making deals with each other, saying things like: “If we get a really good horse but you get a bad one, we’ll pay you to ‘take care’ of our rival at the start of the race.” It’s so political – there are all these intrigues and games going on, with the districts fundraising and campaigning for money throughout the year to fuel these schemes. And at the end of it, all they win is a banner!

Siena prepares for the Palio Guardian

Success for a district or a jockey at the Palio requires being clever. It’s a celebration of cunning – and a desperate attempt by humans to control fate and life. It’s like when you play poker and you bluff it’s not cheating, you’re just being a good poker player.

For four days in July and August when the Palio takes place Siena becomes a state within itself the Sienese don’t look beyond their own walls. And they admit they’re crazy. I have friends who tell me that around Palio time they skip the first few pages of newspapers just to get to the Palio news.

The Palio gets under way. Photograph: Alamy

The jockeys used to be decadent playboy types but now they are professional and train all the time. They also have to be bright enough to make deals and wise enough to get around the difficult Piazza del Campo track.

It’s free to stand in the middle of the square for the Palio. You need to get there early and the view isn’t that good, but the atmosphere is fantastic and you get a real sense of the collective passion. Just before the lineup for the Palio is called out, the whole square falls silent: 50,000 people and you could hear a pin drop.

Saint Catherine of Siena fasted so much she had hallucinations, and ultimately found herself in an ecstatic state with God. I find her a fascinating character. One walk I love starts at the Basilica of San Domenico and follows the alleys past her house and then towards the back of the Duomo. You pass a stunning view, on your right, of San Domenico with green fields of the countryside below. Then it’s on up to the Duomo and baptistry (Battistero di San Giovanni), on a route that’s higgledy-piggledy, very up and down, but a beautiful way to experience the city.

The Duomo di Siena. Photograph: Julian Elliott/Robert Harding

It’s rather touristy but you must visit the Palazzo Pubblico (town hall) to see the incredible series of frescoes by Lorenzetti. They’re known as the Allegory of Good and Bad Government and were meant to encourage the governors of the city to behave in a just way. It really shows you what Siena was like in the 14th century.

If you want to eat something truly Sienese – and delicious – it has to be pici al ragù a fat, handmade pasta, almost like noodles, served with meaty sauce. My kids go crazy for it. I love it too, but, you know, you have to watch how much pasta you eat.

A detail from one of Ambrogio Lorenzetti’s Allegory of Good and Bad Government frescoes. Photograph: Alamy

Da Divo on Via Franciosa is an amazing, tiny restaurant – and it has an Etruscan tomb at the back. It is not the most well known of Siena’s restaurants but it has delicious food and a great atmosphere.


Cosima Spender on the thrills of Siena’s Palio

Siena is an incredible jewel of a city and still has a medieval spirit. I was born in the countryside nearby and think of it as home.

It isn’t a city that has soaked up many outside influences. It’s a very Tuscan place, one with fortified walls and big city gates, le porte. In one part of the city walls, you can still see what was once a fireplace and a little window and you can imagine the man who used to sit there and take the tax (dazio) from the country folk for entering the city.

Documentary film-maker Cosima Spender

The world’s first bank, the Monte dei Paschi, was established in Siena in 1472 and the cheque was invented there, too. In fact, the Palio horse race in a way helps commemorate those glory days, when the city and the Sienese people were dominant.

los Palio is only a 90-second horse race but the plotting and scheming last all year. There are two races, one in July and one in August, and 10 of the 17 districts (contrade) are allocated a horse in a draw that takes place in front of the whole city in the main square, Piazza del Campo. Throughout the year, the districts are constantly making deals with each other, saying things like: “If we get a really good horse but you get a bad one, we’ll pay you to ‘take care’ of our rival at the start of the race.” It’s so political – there are all these intrigues and games going on, with the districts fundraising and campaigning for money throughout the year to fuel these schemes. And at the end of it, all they win is a banner!

Siena prepares for the Palio Guardian

Success for a district or a jockey at the Palio requires being clever. It’s a celebration of cunning – and a desperate attempt by humans to control fate and life. It’s like when you play poker and you bluff it’s not cheating, you’re just being a good poker player.

For four days in July and August when the Palio takes place Siena becomes a state within itself the Sienese don’t look beyond their own walls. And they admit they’re crazy. I have friends who tell me that around Palio time they skip the first few pages of newspapers just to get to the Palio news.

The Palio gets under way. Photograph: Alamy

The jockeys used to be decadent playboy types but now they are professional and train all the time. They also have to be bright enough to make deals and wise enough to get around the difficult Piazza del Campo track.

It’s free to stand in the middle of the square for the Palio. You need to get there early and the view isn’t that good, but the atmosphere is fantastic and you get a real sense of the collective passion. Just before the lineup for the Palio is called out, the whole square falls silent: 50,000 people and you could hear a pin drop.

Saint Catherine of Siena fasted so much she had hallucinations, and ultimately found herself in an ecstatic state with God. I find her a fascinating character. One walk I love starts at the Basilica of San Domenico and follows the alleys past her house and then towards the back of the Duomo. You pass a stunning view, on your right, of San Domenico with green fields of the countryside below. Then it’s on up to the Duomo and baptistry (Battistero di San Giovanni), on a route that’s higgledy-piggledy, very up and down, but a beautiful way to experience the city.

The Duomo di Siena. Photograph: Julian Elliott/Robert Harding

It’s rather touristy but you must visit the Palazzo Pubblico (town hall) to see the incredible series of frescoes by Lorenzetti. They’re known as the Allegory of Good and Bad Government and were meant to encourage the governors of the city to behave in a just way. It really shows you what Siena was like in the 14th century.

If you want to eat something truly Sienese – and delicious – it has to be pici al ragù a fat, handmade pasta, almost like noodles, served with meaty sauce. My kids go crazy for it. I love it too, but, you know, you have to watch how much pasta you eat.

A detail from one of Ambrogio Lorenzetti’s Allegory of Good and Bad Government frescoes. Photograph: Alamy

Da Divo on Via Franciosa is an amazing, tiny restaurant – and it has an Etruscan tomb at the back. It is not the most well known of Siena’s restaurants but it has delicious food and a great atmosphere.


Ver el vídeo: How To NOT Look Like A Tourist. What To Wear In Europe (Diciembre 2022).